L - V con cita previa

¿Cómo afecta el divorcio a todas las partes de la familia?

El Gabinete de PsicologíaBlog de Psicología – ¿Cómo afecta el divorcio a todas las partes de la familia?

Afrontar una separación o un divorcio con niños no es fácil para los padres, pero tampoco lo es para los hijos. La situación, de forma inevitable, afecta al conjunto de la familia que deja de serlo y para paliar las consecuencias es necesario conocer qué herramientas tenemos al alcance.

Un 30% de los matrimonios acaba en divorcio y la dimensión social de los efectos que tienen en los hijos adquiere cada vez más relevancia. Las emociones siempre, por todas las partes, son dolorosas e incluyen tristeza, confusión, miedo al abandono, culpa, conceptos erróneos, ira, conflictos de lealtad, preocupación y dolor. No importa la edad de la prole, siempre habrá una repercusión emocional.

Los bebés son muy receptivos a todo lo que sucede a su alrededor. De hecho son un espejo de los estados de ánimo de sus padres. Si estamos tensos, irritados o deprimidos, ellos lo notarán y lo somatizarán.

Los niños en edad preescolar tampoco pasarán inadvertidos a esta situación. Tal vez no entiendan qué sucede con esa ruptura entre sus padres, pero sí sabrán que pasa algo anómalo. Si el divorcio es conflictivo es frecuente que retrocedan en sus fases de desarrollo y vuelvan a hacerse pis en la cama, rechacen comidas, se comporten de forma más infantil, tengan pesadillas, se vuelvan agresivos o somaticen algunas enfermedades. Es no en vano su forma de expresarse.

La preadolescencia es una edad de por sí complicada y esta circunstancia sólo agrava la situación emocional de los hijos que la atraviesan. Viven la separación como un conflicto de lealtades en donde no saben por quién decantarse, si mamá o papá. La autoestima se resiente y la conducta cambia para llamar la atención.

Los adolescentes son, tal vez, quienes más acusen las separaciones si estas son conflictivas. Los casos llegan a la depresión o cambios graves de la conducta que puede llegar a la comisión de delitos o al consumo de drogas. Además, vivir esta situación les generará a menudo dificultades para sus propios vínculos afectivos.

¿Cómo reducir los riesgos y promover la resiliencia de los hijos?

Reducir los riesgos de la separación dependerá del grado y la duración del conflicto hostil entre los padres; la calidad de la paternidad/maternidad proporcionada a lo largo del tiempo y la calidad de la relación padre-hijo/madre-hijo.

El apoyo psicológico es, con mucha frecuencia, un pilar básico para llevar el divorcio con un menor impacto. Es muy importante el estado de los hijos, pero no lo es menos el de los padres. Por eso muchas veces las terapias con padres e hijos son muy efectivas. Se puede hacer mucho para prevenir problemas a largo plazo y fomentar la resiliencia en los niños. La investigación proporciona una base que nos permite comprender exactamente qué pueden hacer los padres y qué orientación pueden ofrecerles los profesionales.

El equipo de profesionales de El Gabinete ofrece terapias rápidas y novedosas para abordar los problemas emocionales, de conducta o de desarrollo que se puedan presentar desde el nacimiento hasta la etapa adulta.

Se ha demostrado que las intervenciones preventivas basadas en la evidencia fortalecen la conducta emocional y brindan apoyo y habilidades de afrontamiento para mejorar la capacidad de los niños para hacer frente a los cambios familiares y ayudar a promover mejores resultados para niños también.

De forma paralela al tratamiento en la clínica se establecen una serie de pautas con las herramientas adecuadas y la función didáctica para saber ponerlas en marcha. Así, los padres se comprometen a convivir con cada niño, afirmar sus fortalezas, reforzar comportamientos positivos, escuchar sin juzgar, aceptar sentimientos ambivalentes, reflejar comprensión, conectar palabras con los sentimientos, permitir el silencio o darles espacio a los niños.

En todos los casos, el consejo de El Gabinete es conocer las claves de las relaciones de pareja y la psicología a la hora de tener un relativamente fácil de llevar para todas las partes.

CRISTINA JURADO VEGA

CRISTINA JURADO VEGA

PSICÓLOGA SANITARIA Y DIRECTORA DE “EL GABINETE”

Licenciada en Psicología por la Universidad de Oviedo, miembro del Colegio Oficial de Psicólogos de Oviedo ( nºcolegiado O-2430). Máster en salud mental por la AEPPCC, Asociación Española de Psicología Cognitivo-Conductual de Oviedo. Especialista en EMDR tanto en niños como en adultos por la Asociación de EMDR de España.

Deja una respuesta