L - V con cita previa

Depresión laboral: causas, síntomas y tratamiento

La depresión laboral es uno de los trastornos psicológicos más comunes en la actualidad. Debido, en gran parte, al estrés y los acelerados ritmos de trabajo de nuestro día a día y las dificultades a la hora de separar nuestra vida personal y profesional, entre otros factores.

A lo largo de este artículo hemos reunido para ti toda la información que necesitas conocer sobre la depresión en el trabajo, así que no te pierdas el post si quieres informarte acerca de los detalles de este trastorno y cuáles son sus causas, síntomas y tratamientos más recomendados.

¿Qué es la depresión laboral?

La depresión laboral (también conocida como síndrome de burnout) se define como un estado de agotamiento físico, emocional y mental causado por una situación de alto estrés en el trabajo

Es importante, sin embargo, no confundir la depresión laboral con el cansancio o fatiga habitual tras un día de trabajo, ya que este trastorno implica una sensación de desgaste persistente que afecta a la calidad de vida y el desempeño laboral del usuario a largo plazo.

¿Quieres saber más sobre el estrés en el trabajo? Pincha en el siguiente enlace y descubre qué es el estrés laboral, sus síntomas más importantes y qué estrategias puedes aplicar para controlarlo mejor en tu día a día –

Cuasas de la depresión en el trabajo

La depresión por trabajo no surge de la noche a la mañana, sino que se debe a una combinación entre las características individuales de cada individuo (es decir, su carácter o personalidad) y la relación que posee con su entorno laboral.

Estas son algunas de las causas más comunes de la depresión en el trabajo:

  • Carga de trabajo excesiva: tener un volumen de tareas muy elevado, con plazos de tiempo ajustados y expectativas poco realistas, contribuye a una mayor sensación de agotamiento y estrés crónico.

  • Falta de control: la sensación de no tener control sobre las propias tareas o la nula capacidad para tomar decisiones relevantes puede generar frustración y desmotivación.

  • Falta de reconocimiento: la falta de validación y recompensa por el trabajo bien hecho puede hacer que el empleado se sienta subestimado y poco valorado.

  • Entorno laboral tóxico: un ambiente de trabajo negativo, caracterizado por conflictos interpersonales y situaciones de acoso laboral, es uno de los factores que más estrés generan.

    El aislamiento social y la inseguridad laboral asociados (es decir, la preocupación constante por la estabilidad del puesto de trabajo) también pueden contribuir a un mayor sentimiento de ansiedad y depresión.

  • Dificultades para compaginar la vida laboral y personal: la escasez de tiempo para realizar actividades fuera del trabajo, así como la presión para dedicar más horas a las labores profesionales por parte de los superiores, nos impide descansar y desconectar debidamente, afectando negativamente a la salud mental.

¿Cómo afecta la depresión en el trabajo? Los 7 síntomas más comunes

Tal y como sucede con las causas que pueden fomentar una situación de estrés laboral, los síntomas asociados al trastorno varían según la personalidad del individuo y las características de su entorno profesional.

Sin embargo, existen algunos síntomas bastante comunes asociados a la depresión en el trabajo:

  1. Fatiga constante: sentirse exhausto física y mentalmente en todo momento. Tanto en el trabajo como fuera de él (e incluso tras periodos de descanso y vacaciones).

  2. Desinterés y desmotivación: la depresión laboral trae consigo una pérdida de interés en las tareas profesionales, falta de entusiasmo a la hora de realizarlas, e incluso un aumento del absentismo laboral.

    Además, al no ser capaz de desconectar tras la jornada de trabajo, el individuo puede sentirse desmotivado ante actividades y hobbies que solían gustarle (hacer deporte, leer, cocinar, jugar con sus hijos, etc.)

  3. Ansiedad: preocupación constante, nerviosismo y sensación de estrés, sobre todo en lo referente a actividades y asuntos relacionados con el trabajo.

  4. Irritabilidad y aislamiento social: la persona puede sufrir cambios de humor repentinos y experimentar dificultades para lidiar con situaciones o problemas del día a día.

    Asimismo, muchos pacientes suelen recluirse en sí mismos y evitar las interacciones sociales tanto dentro como fuera de la empresa.

  5. Sentimiento de incompetencia o inutilidad: sensación persistente de que el trabajo realizado no es lo suficientemente bueno.

  6. Problemas para dormir y concentrarse: la depresión laboral puede causar dificultades para concentrarse en las tareas, pérdida de memoria y disminución del rendimiento cognitivo.

    También puede dar lugar a trastornos del sueño, como el insomnio o la hipersomnia (dormir en exceso).

  7. Problemas físicos: dolores de cabeza y musculares, problemas gastrointestinales…

¿Cómo se trata la depresión en el trabajo?

Ahora que ya sabes cómo afecta la depresión en el trabajo y fuera de él, es hora de tomar las riendas y buscar soluciones.

Si crees que estás experimentando algunos de estos síntomas, te recomendamos ponerte en contacto con un terapeuta o psicólogo de estrés laboral a la mayor brevedad, ya que podrá proporcionarte las herramientas necesarias para manejar mejor la situación y superar el trastorno de depresión laboral con garantías.

Por otro lado, existen algunas estrategias que pueden ayudarte a reducir la ansiedad y demás efectos negativos asociados con el trabajo:

  • Comunícate: habla abiertamente con tu supervisor o compañeros de trabajo sobre la situación, ya que pueden ayudarte a abordar los problemas y encontrar soluciones que resulten satisfactorias para todas las partes.

  • Establece límites: marca barreras claras entre tu vida laboral y personal. Evita llevarte el trabajo a casa y dedica tiempo para socializar o realizar actividades de ocio para desconectar y relajarte.

  • Reevalúa la carga de trabajo y descansa debidamente: si es posible, discute con tu supervisor la posibilidad de ajustar tu carga de trabajo o delegar ciertas tareas a otros compañeros.

    Asegúrate también de hacer algunas pausas cortas durante el día. Estirarte, caminar o simplemente cambiar de entorno puede ayudarte a reducir el estrés y mejorar tu concentración.

  • Fomenta el autocuidado: cuida tu bienestar personal. Duerme lo suficiente, come de manera saludable y realiza actividades que te gusten fuera del trabajo.

Y hasta aquí nuestro artículo de hoy. ¿Qué te ha parecido?, ¿te ha resultado útil para obtener más información sobre la depresión laboral?

Si te has quedado con ganas de más, en nuestro blog encontrarás muchos otros artículos relacionados con psicología y trastornos mentales. Como por ejemplo, este, donde te contamos qué es la depresión postvacacional, así como cuáles son sus síntomas y qué consejos debes seguir para gestionarla.

Además, tratamos más tipos de depresión

La depresión postvacacional es un estado emocional que se experimenta al retornar a la rutina laboral después de un período de vacaciones. Se caracteriza por sentimientos de tristeza, falta de energía y desmotivación.

La depresión posparto es un trastorno del estado de ánimo que afecta a algunas mujeres después del parto, caracterizado por sentimientos de tristeza, ansiedad y agotamiento extremo. Puede dificultar el cuidado del bebé y afectar las relaciones familiares.

La depresión es un trastorno mental que afecta el estado de ánimo, los pensamientos y el comportamiento de una persona. Se caracteriza por sentimientos persistentes de tristeza, pérdida de interés en actividades cotidianas y una variedad de síntomas físicos y emocionales.

¿Qué otros tipos de terapias realizamos?

En El Gabinete de Psicología está formado por un equipo de expertas psicólogas que te ayudarán a superar tus dificultades. 

Además de psicólogas para la depresión laboral contamos con expertas en:

Estrés Laboral

Ansiedad

Estrés

Obsesiones

Adicciones

Adicciones al Móvil

¡Entre otras más! Te invitamos a conocer todos los tipos de terapias psicológicas que ofrecemos

Opiniones sobre nuestro servicio de terapeutas

Algunos testimonios sobre nuestra clínica de psicología son los siguientes:

-
Leer más
Cambiaron mi vida por completo. Me dieron el empujón que necesitaba para abrir los ojos y saborear cada instante del día a día, quererme, valorarme y valorar a los que me rodean. Empatía, cariño, saber hacer... Tienen todas las armas para que nos empoderemos y cuidemos nuestra salud mental.
-
Leer más
Grandes profesionales, nos fue de mucha ayuda acudir a ellos. Excelente atención por parte de los profesionales que trabajan allí.
-
Leer más
No puedo tener más que palabras de agradecimiento por el magnífico trato recibido desde el primer día. Me sentí súper cómodo en todo momento. Un millón de gracias por haberme ayudado tanto.
Anterior
Siguiente

Contacta con nuestro equipo de psicólogos

Solicita una cita en nuestra clínica de psicología  y te atenderemos lo más rápido posible.