L - V con cita previa

Adicción a la comida: Síntomas y tratamiento

¿Qué es la adicción a la comida?

como superar la adicción a la comida

La adicción a la comida se caracteriza por una relación insana con ella, en la que la persona no puede controlar sus impulsos y termina realizando una ingesta cada vez mayor, de la comida a la que es adicta. Es importante que hagamos un apunte, y es que la adicción es a la comida procesada, a esa comida que tiene elevada cantidad de grasas y azúcar, y tienen sustancias químicas añadidas, que hacen que se nos presenten irresistibles.

La adicción a la comida no es un trastorno alimentario, ya que la causa y el mantenimiento del problema son completamente distintas: la adicción se basa en el “enganche” de la persona a lo que le genera adicción, y, por tanto, en el cambio a nivel cerebral en el mecanismo del placer, y control.

Es cierto que una adicción a la comida puede derivar en un trastorno alimentario, pero son problemáticas distintas, con síntomas, causas e intervención diferenciada. Por otro lado, tenemos que diferenciar la adicción a la comida con el hambre emocional, o como bien se dice coloquialmente “comernos nuestras emociones”, ya que esto último es un mecanismo que las personas utilizamos para gestionar y liberar nuestras emociones, aunque no sea plenamente funcional.

¿Por qué tienes adicción a la comida?

Esto se debe, a que sensorialmente suelen ser comidas que nos gratifican, y también a que las grasas y azúcares a nivel cerebral provocan el aumento en la liberación de dopamina (hasta un 200% más de lo normal), actuando igual que cualquier droga en nuestra zona cerebral encargada del placer. Además, estos alimentos son muy veloces en actuar en nuestro cerebro, haciendo que sean altamente adictivos si las condiciones adecuadas se presentan. 

La explicación de por qué alguien se hace adicto a la comida no se debe solo a que modifica la química de nuestro cerebro, esto sería, quedarnos cortos. Dependerá también de factores biológicos, y psicológicos: la salud mental de la persona en ese momento (baja autoestima, trastornos emocionales, duelo…), del tipo de personalidad que tenga, de su entorno actual, físico, y social, de los acontecimientos vitales estresantes, y multitud de factores más.

¿Tienes dudas? Solicita una consulta inicial y evaluamos tu estado

Síntomas a la adicción a la comida.

La adicción a la comida es una condición caracterizada por un consumo compulsivo de ciertos alimentos, a menudo ricos en azúcar, grasa o sal. A continuación, se describen algunos de sus síntomas principales:

Deseo intenso y persistente: Sentir una necesidad constante de comer ciertos alimentos, incluso cuando no se tiene hambre.

Consumo excesivo: Comer en exceso, especialmente alimentos específicos, hasta el punto de sentirse incómodamente lleno.

Pérdida de control: Incapacidad para limitar o detener el consumo de alimentos, a pesar de los intentos de hacerlo.

Comer en secreto: Consumir alimentos a escondidas para evitar la vergüenza o la crítica de otros.

Sentimientos de culpa y vergüenza: Experimentar emociones negativas después de comer en exceso, como culpa, vergüenza o arrepentimiento.

Evasión de responsabilidades: Descuidar obligaciones y actividades importantes debido a la preocupación por la comida.

Tolerancia creciente: Necesitar cantidades cada vez mayores de comida para satisfacer el antojo y obtener el mismo placer.

Síntomas de abstinencia: Sentir irritabilidad, ansiedad o malestar cuando no se pueden consumir los alimentos deseados.

Estos síntomas pueden interferir significativamente en la vida diaria y el bienestar de una persona, y suelen requerir intervención profesional para su tratamiento.

¿Cómo superar una adicción a la comida?

La adicción a la comida deberá de tratarse en terapia con una intervención ajustada a cada uno de nosotros, en función de lo que ha generado esa adicción, y de lo que lo está manteniendo, para que así el terapeuta nos acompañe en nuestro proceso de mejoría.

Partiendo de esa base, el terapeuta establecerá una serie de pautas cada vez más restrictivas con el objetivo final de cesar el consumo de la comida que genera adicción; también se trabajará a nivel cognitivo, para aprender a gestionar los pensamientos intrusivos, y las creencias y esquemas distorsionados.

A nivel físico se busca intervenir para normalizar, aceptar y adquirir herramientas frente a las sensaciones físicas provocadas por el síndrome de abstinencia, y aquellas que puedan haber desencadenado la adicción. Por otro lado, deberemos de trabajar también la autorregulación emocional, y posibles traumas, ya que es la causa base de casi todo problema emocional, y por tanto, es primordial para tener una salud mental saludable, y ser resiliente en el futuro.

Para alcanzar estos objetivos se suele usar la Terapia Cognitivo Conductual (TCC), por su eficacia demostrada, aunque en los últimos tiempos se ha observado la eficacia de otras terapias para el tratamiento de las adicciones, tales como las terapias contextuales: mindfulness y ACT entre otras, y el EMDR para el procesamiento de traumas.

Nuestro gabinete se caracteriza por tener un enfoque integrador, que teniendo de base la TCC, trabaja e introduce técnicas (EMDR, mindfulness, ACT…) de otras corrientes en función de las necesidades de cada persona, para así ajustar la intervención lo más posible a cada uno de nuestros pacientes.

punto de sentirse incómodamente lleno.

Pérdida de control: Incapacidad para limitar o detener el consumo de alimentos, a pesar de los intentos de hacerlo.

Comer en secreto: Consumir alimentos a escondidas para evitar la vergüenza o la crítica de otros.

Sentimientos de culpa y vergüenza: Experimentar emociones negativas después de comer en exceso, como culpa, vergüenza o arrepentimiento.

Evasión de responsabilidades: Descuidar obligaciones y actividades importantes debido a la preocupación por la comida.

Tolerancia creciente: Necesitar cantidades cada vez mayores de comida para satisfacer el antojo y obtener el mismo placer.

Síntomas de abstinencia: Sentir irritabilidad, ansiedad o malestar cuando no se pueden consumir los alimentos deseados.

Estos síntomas pueden interferir significativamente en la vida diaria y el bienestar de una persona, y suelen requerir intervención profesional para su tratamiento.

Además, en El Gabinete de Psicología tratamos otro tipo de terapias de adicciones

Contacta con nuestro equipo de psicólogos

Solicita una cita en nuestra clínica de psicología  y te atenderemos lo más rápido posible.